CAMBOYA Y LAOS

Hay muchas maneras de entender este mundo tan complejo y a la vez tan sencillo que nos ha tocado vivir. Sin embargo, hay una motivación especial que me impulse a lanzarme a la aventura, a lo desconocido, y es el deseo de que la gente conozca mi particular mundo, “el mundo del silencio”, el mundo de las personas sordas, y el mundo de todos aquellos que sufren alguna discapacidad.

Con mis viajes quiero daros a conocer nuestras dificultades, nuestras limitaciones, pero sobre todo, lo que quiero demostraros con mis aventuras pedaleando por el mundo, es nuestra capacidad de lucha y el deseo de poder llevar a cabo nuestras ilusiones, demostrando que todas las barreras, todos los impedimentos, como es el caso de mi sordera, pueden superarse si realmente queremos cumplir nuestros sueños.

Mis viajes, son aventuras de superación, válidas no sólo para personas sordas, sino también para oyentes, para todos aquellos que deseen luchar para alcanzar sus sueños.

Nuestra nueva aventura nos llevará 38 días de travesía, (Octubre y Noviembre 2013), a pedalear por el Sureste Asiático, concretamente por Camboya y Laos, en los cuales recorremos aproximadamente unos 1.200 Km en bicicleta, kilómetros que haremos siguiendo la ruta marcada por los diferentes colegios de niños sordos en estos países.

Aparte, aprovechando la estancia en Camboya, me gustaría visitar al Monseñor Enrique Figaredo, “Kike,” quien trabaja por la gente, en especial por los discapacitados, víctimas de la explosión de minas antipersona, poliomielitis, etc.; le ha llevado a recibir varias nominaciones y premios. SAUCE (Solidaridad, Ayuda, y Unión Crean Esperanza, es una asociación que aporta la solidaridad y ayuda para crear esperanza en Camboya, Battambang, a través del labor de “Kike.”

Por otro lado, también encontraremos en nuestra aventura personas originarias de Camboya y Laos que tengan un proyecto humanitario y con quienes compartir nuestra aventura y entrevistarnos con ellos para difundir su proyecto y realizar con ellos diversos reportajes.

Esta aventura la compartiré con 2 amigos oyentes, Julián Garrido y Pedro Ballesteros. Durante estos 38 días intentaremos una convivencia entre personas sordas y oyentes de igual a igual, sin prejuicios, cada uno con sus diferencias, pero con la aceptación y el trato entre persona iguales. Por ello será una bonita experiencia para luego compartir con más personas oyentes y entre todos poder eliminar las barreras entre ambas.

Espero nos sigáis en esta apasionante aventura que queremos compartir con todos vosotros.

Descarga aquí nuestro documento sobre 3 PEDALES COMPARTIENDO EL SILENCIO. CAMBOYA Y LAOS

Siguenos !!

Twitter: rutas_silencio