17 noviembre, 2013Noticiasadmin 0 Comentarios

13 de noviembre de 2013

Kraite – Stung Treng

Etapa 15 de 61 kilómetros y primer pinchazo de Julián, menos mal que ha sido la rueda delantera. El asfalto está horrible, y menos mal de una furgoneta que nos salvó. Qué gran aventura estamos viviendo.

Por la mañana desayunamos fuera, al lado del río, un sitio incomparable para empezar el día con fuerza. Volvemos a empezar y me cuesta mover las piernas, hay que dosificar y cada 10 kilómetros paramos a beber y descansar un poco porque el asfalto es terrible, hay mucho polvo y está todo lleno de piedras. Además no hay nada bonito que llame especialmente la atención.

Los 3 pedales comen sólo arroz con algunas verduras.

Seguimos pedaleando, Julian ve lo único bonito del camino y como hay nubes quiere hacer fotos para un timelipse de 30 minutos. Él se queda solo, Pedro y yo seguimos con la bici. Faltan 3 horas para oscurecer y buscamos una cabaña cuando por casualidad paramos a preguntar en un control policial. Nos atienden muy amablemente, son muy agradables y nos ayudan con agua y plátanos.

Lo mejor es que nos para una furgoneta para que nos lleve porque la ciudad, Stung Treng, está a 75 kilómetros. Nunca sabemos lo que nos depara la aventura, por eso es tan emocionante y vital. Hemos descansado en el coche aunque cómo serán las carreteras que nos ha costado 2 horas. Increíble.

Los 3 pedales llegan hambrientos y después de cenar hamburguesas, Pedro y yo nos pedimos spaguetis y batidos de frutas. El hambre era importante.

Sólo nos quedan 60 kilómetros para la frontera de Laos.

Llevamos en nuestras piernas 915 kilómetros por Camboya.

Seguimos !!!

Deja una respuesta

Siguenos !!

Twitter: rutas_silencio